Sinaloa
En el Sur de...

Cosalá

Ubicado en la Sierra Madre Oriental, Cosalá tiene angostas callejuelas empedradas y más de 250 construcciones que guardan siglos de historia. Se trata de un pueblo lleno de vida, en el que convergen su rica gastronomía y sus leyendas de fantasmas. Su caluroso verdor invita a los visitantes al ecoturismo y a la diversión. En 1531 llegaron aquí los primeros expedicionarios españoles, admirados tanto por la belleza del lugar como por la riqueza de su suelo, pródigo en metales preciosos. En 1562 se tiene constancia real de la fundación de Cosalá conocida entonces como Real de MInas de las Once Mil Vírgenes. Para inicios del siglo XIX la convirtío en la población más próspera del noroeste de México, gracias a lo cual se convierte en la capital del Estado de Occidente, que comprendía los actuales estados de Sonora y Sinaloa. Hoy día, Cosalá es uno de los lugares más visitados de Sinaloa. Su legado histórico, la armonía de su arquitectura y la fescura natural que lo envuelve, han sido motivos sobrados para que la Secretaría de Turismo de México lo considere Pueblo Mágico. La magia que envuelve Cosalá puedes descubrirla al recorrer sus calles pintorescas y espacios de gran belleza que se integran a la naturaleza. Su arquitectura vernácula, su historia centenaria, sus tradiciones, su excelente gastronomía y la diversidad de atractivos turísticos en los que es posible disfrutar del turismo alternativo, te harán vivir este maravilloso Pueblo Mágico.

 

Gastronomia:

La llegada de los españoles en el año de 1542, marca el momento en que da inicio la gastonomía de Cosalá. Es posible degustar diversos platillos y postres preparados con una amalgama de ingredientes, algunos de origen prehispánico en suculenta combinación con componentes de la comida española. ¿ Qué tal una rica machaca y unas gorditas de asiento para empezar?. También se preparan deliciosas recetas con tilapia y lobina recién pescados en ela presa José López Portillo. Hay que dejar un buen espacio a los dulces típicos, la elaboración de conservas de frutas, pan, empanadas, dulce de leche, machaca, chorizo, queso, tamales y guisos regionales, que resultan una delicia al paladar y que pueden ser saboreados en los restaurantes y demás sitios de venta de alimentos.

 

Los imperdibles:

 

Iglesia de Santa Úrsula:

En la plaza principal se encuentra la Parroquia de Santa Úrsula, una construcción sobria y elegante del siglo XVII que la esquina norte de la sacristía conservar un interesante reloj solar de más de 200 años de antigüedad. Para salvar sus almas del infierno o del pugatoria, cooperaron para levantar el Templo de Santa Úrsula.

 

Reserva Ecológica de Nuestra Señora:

A tan sólo 12km de Cosalá, se encuentra la segunda reserva ecológica más grande de nuestros país uno de los lugares turísticos que forman parte del inventario del Pueblo Mágico. Se trata de un espacio de 5,000 hectáreas, lleno de bosques tropicales caducifolios, con 14 especies de mamíferos, 9 de reptiles y 108 aves. Se encuentra gran diversidad de especies faunísticas, destacan la guacamaya verde, el ocelote, loro corona lila, la onza, águila culirrufa, aguililla gris, buhó, iguanas, etc. Una vez dentro del área y tras recorrer aproximadamente 2 kms, se encuentra la Colonia, sitio de gran interés donde se pueden apreciar las diversas instalaciones del campamento minero que dio vida a este Pueblo Mágico, y tuvieron su esplendor en los años de 1949 a 1960. Si son amantes de las culturas indígeneas, pueden visitar caminando dos kilómetros río abajo, una serie de petroglifos, que son muestra de las civilizaciones que tuvieron sus asentamientos en este lugar. Aquí se puede acampar, hacer senderismo, bajar al río y ver petrograbados. La tirolesa es un circuito que consta de cuatro tiros de 45, 180,500 y 750 metros de largo, con profundidades que van de los 250 a los 400 metros. El último tiro es el segundo más grande de México, solamente superado por la tirolesa de Barrancas del Cobre.

 

Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe:

La Iglesia más antigua del municipio es la Capilla de Guadalupe, edificada por los franciscanos, toda de adobe excepto los remates de las esquinasy las bases que son de cantera, el frente es de laja enchapada pero se desconocía esto hasta en el año de 1974 se descubrió, hasta entonces permaneció enjarrada con mezcla, que cubría el enchapado y al retirar los enjarres surgió el frente original. Otra peculiaridad de la igelsia se encuentra bajo la superficie, en el subsuelo. Aquí se oculta un túnel que conduce directamente al lugar donde antes se ubicaba el convento franciscano del que dependía, y que fue abandonado en el siglo XIX. El edificio del antiguo convento se emplazaba en las actuales calles de Hidalgo y Heraclio Bernal, y resulta difícil pasear por ellas sin dejar de imaginar las intrigas y misterios acaecidos bajo tierra.

 

Vado Hondo:

A solamente 12 kilómetros de la cabecera municipal, es posible llegar a las “Cascadas de Vado Hondo”. Sitio de singular belleza rodeado de una exhuberante vegetación en el se encuentran una serie de cascadas y pozas naturales que resultan ideales para practicar la natación, el senderismo, la observación de flora y fauna. la toma de fotografía así como la realización de cabalgatas.

 

Centro Histórico:

En Cosalá existen atractivos históricos, culturales y naturales , algunos de los principales son el centro histórico, la zona de monumentos, el kiosko, el Museo de Minería e Historia, la Plaza de Armas, el Templo de Santa Úrsula, la Capilla de la Virgen de Guadalupe, los Conventos Jesuitas y Franciscanos, la Casa de Palacio Federal en la época de la Reforma, la Chinche, el Callejón Luis Pérez Meza, exquisito rincón colonial; la Quinta MInera representativa de lo más lujoso de la época y el Palacio Municipal.

 

Grutas México:

Las entrañas de la tierra esconden secretos que son causa de asombro y misterio, y en las Gruta México hallarás la oportunidad de descubrirlos. Distantes del pueblo 17 km por caminos agrestes y paisajes encantadores, en estas frías y enormes cavidades que llegan a alcanzar más de 250 metros de profundidad, observarás enormes estalactitas y múltiples formaciones.

 

Palacio Municipal:

Su arquitectura antigua consiste en una edificación con un patio central rodeado por pasillos y enmarcado por una serie de arcos. Anteriormente una de las casonas de los hacendados de Cosalá.

 

Charco Azul:

El Charco Azul consiste en una serie de pozas y cascadas naturales, que a diferencia de otros lugares tienen presencia de agua durante todo el año. Este sitio se caracteriza por la belleza de su entorno natural, en el marco de la serranía cosalteca, con presencia de una gran variedad de especies vegetales y animales, la coloración de sus aguas de un azul turquesa le han dado origen a su nombre “El Charco Azul”.

 

Museo de Minería e Historia:

Conocer el pasado cosalteco ha encontrado la mejor forma en el Museo de Minería e Historia. Este caserón del siglo XVIII ilustra en cinco salas los orígenes y desarrollo histórico del municipio mediante la exhibición de objetos arqueológicos y paleontológicos, así como una interesante colección de pinturas y objetos antiguos.

 

Sindicatura “El Rodeo:

En algunas comunidades como El Rodeo se han vuelto especialistas en trabajos de talabartería como lo son sillas de montar, cintos, fustes, huaraches, también en jarciería como lo son hamacas, morrales, cordeles, etc.

 

Presa José López Portillo ” El Comedero”:

A unos 20 kms. Al norte de Cosalá se encuentra la presa José López Portillo popularmente conocida como El Comedero. Se localiza en la frontera con el Estado de Durango. Construida entre 1977 y 1983, su cortina tiene 160 metros de altura máxima y 250 metros de longitud. Son muchos los pescadores que acuden a esta agua en busca de ejemplares de lobina y tilapia

 

Festividades:

Marzo, Fiesta de fundación Junio, Fiestas de San Juan; destacan las carreras de San Juan. Octubre, Día de Santa Úrsula, Aniversario Pueblo Mágico, decretado en el año 2005. Noviembre, Día de Muertos. Diciembre, Serenatas Guadalupanas. Año con año en la víspera del díade la Virgen de Guadalupe miles de velas son encendidas y colocadas en las banquetas de las calles, puertas y ventanas, con el propósito de iluminar el paso de la Guadalupana.

 

Como llegar:

A Cosalá se puede llegar por la carretera federal No. 15, hasta llegar al crucero que lleva su nombre a 102 km. al sur de Culiacán, capital del Estado y a 104 al norte de Mazatlán, o bien por la autopista costera hasta el entronque con la ciudad de La Cruz de Elota.